Enséñame pero bonito: Dale una vuelta a los cursos on line

Tengo una noticia buena y otra mala. La mala por empezar ya y quitárnoslo de encima es que los cursos on line tal y como los habíamos planeado hace años, ya no sirven. La buena es que los nuevos cursos on line van por los derroteros del sentido común, que siendo tan elemental , no parece el más elemental de los sentidos.

Hasta hace dos años los cursos on line eran cursos que se basaban en unas clases largas, pesadas, con un muñegote que hablaba sin parar, sin cuidar la voz, ni el fondo, ni la forma… sin tener la minima intención de enganchar a quien le escuchaba.

 He tenido la oportunidad de ver Mooc y cursos de universidades públicas y privadas que me han dejado perpleja por la cantidad de conocimiento y de investigación que derrochaban para no llegar a ningún oído que de forma libre quisiera escucharle. Si llegaban a oídos esclavizados que no tenían más remedio que tragarse aquellas clases interminables, pero no había en ellos nada que animara a seguir escuchándolos.

Cuando en los cursos me preguntan por el secreto de la comunicación, saco una silla, y les digo que esa silla en la que se sentaría quien quiere o debe escucharnos es la parte fundamental del proceso. La comunicación es pensar en el otro, #comunicacionfriendly

Durante la pandemia hemos empezado a utilizar más los cursos on line porque se han hecho más necesarios, pero también más livianos, más prácticos, más interactivos, sin tanta carga teórica y sin tanto tiempo muerto.  Quieres asistir a un curso entero, puedes. Quieres refrescar solo un epígrafe y también puedes hacerlo. Los cursos han dejado ser películas de Ben-Hur, por el metraje, donde te tenías que tragar cosas que ya sabías, que hubieras obviado, hasta llegar al punto que deseabas aprender o  recordar.

Otro punto importante es la capacidad de comunicación del sabio. Un sabio que no sabe comunicar es un rollazo al que nadie presta la atención necesaria. Ahora los  profesores hacen cada vez más cursos de comunicación, train the trainer , pero pocas veces se hacen cursos de comunicación ante la cámara, cuidando el fondo, cuidando los Power Point que se pueden insertar, la imagen corporativa de los mismos. En la tele se dicen dos cosas importantes: por muy listo que seas sino tienes audiencia no tienes capacidad de llegar a otros; y la segunda, si la realización no es buena, el producto no es bueno, pierde calidad, sonido, imagen…

Hace poco me dijo un cliente lo difícil que es poner voz a un curso… lo difícil es querer que sin conocer nuestra propia voz, teniendo vergüenza de nuestra dicción podamos hacer un buen curso on line a la primera.

Lo digo siempre, somos un país de postureo donde sin embargo no se nos ha enseñado a mostrarnos de forma sencilla y atractiva a los demás. La comunicación en público es inexistente, así es que cuando nos ponemos a ello, nos convertimos en unos robots que dan bien la lección pero mal el contenido, que quieren contar pero no llegan a ninguna parte.

Si estos días de sol te pones a pensar en tus cursos, piensa que ahora:

  • Hay cursos on line en directo y otros grabados, en diferido. Cada uno tiene su personalidad, sus clientes, su forma de entender la docencia.
  • La sociedad es multitarea, que necesita las cosas rápidas, concisas y sencillas… con un tono claro y una luz que nos permita verlo todo. Cuida audio y video, porque lo que no se ve, no se ve… y lo que no se oye… se deja.
  • Los vídeos hechos de cualquier manera, se olvidan de cualquier manera. Mira los cursos de @Linkedin Learning son muy visuales, divididos en pequeños capítulos, pensados para que te pongas en marcha cuándo quieras, cómo quieras, dónde quieras. Con cualquier ordenador, con cualquier Smartphone.
  • Somos una sociedad muy visual con lo que la exigencia de lo que vemos y oímos es mayor. Ahora no hay muchas críticas de libros pero si mucha crítica de videos de influencers, series, etc. somos visuales y todos sabemos cómo nos gusta que nos cuenten las cosas
  • El crítico que llevamos dentro nos pide que todo tenga un halo corporativo: buenos Power Point, buenos logos…. Llevamos muchas horas de tele en el cuerpo y eso es lo que queremos ver en nuestra cabeza.
  • Pedimos que ordenen lo que sabemos. Así es que divide tu curso por capítulos, por áreas de conocimiento, por segmentos muy específicos…
  • La imagen que das en los cursos es la imagen que das de tu empresa. saber comunicar es importantísimo para vender conocimiento. No es saber, es saber comunicar lo que sabes
  • El mundo las clases magistrales ya ha pasado, ahora preferimos técnicos que nos ayuden a salir del atolladero, a buscar nuevas ideas, obtener soluciones y no teoría.
  • La gente ya no solo quiere cursos quiere bonus track, que le ofrezcas bibliografía, vídeos, páginas donde poder ahondar sobre el tema
  • Sobre todo lo que quiere, es la posibilidad de poder seguir contado contigo para preguntarte más sobre el curso, para pedirte más.
  • El mundo online no es un mundo solo de presentación, es un lugar de interacción y eso exige que los cursos tengan una parte de directo, otra de grabaciones frescas y sencillas con capítulos acotados y eficaces, pero sobre todo la sensación de no estar solo en la aventura de saber…
  • Crear un curso on line es como escribir un libro, exige conocimiento, ganas de pasarlo bien, empatía y horas de creación y ensayo.

Dale una o dos vueltas… investiga… pregunta a los profesionales que nos dedicamos a diseñar y ofrecer cursos on line… el primer punto de nuestra consultoría versará sobre quién es tu cliente, el segundo sobre por qué y cómo lo quieres hacer… el tercero, el orden de conocimiento…

Hay quien conoce el camino y decide hacerlo solo, hay quien prefiere ir sobre seguro, de la mano de profesionales que le ofrezcan una buena cobertura técnica y una mentoría continua. En Rocío del cerro Comunicación, la docencia es pasión. Enseñame, pero bonito.  #comunicaciononline, #cursosonline, #nuevadocencia

¿Ernesto, estamos perdiendo las campanas?

La pandemia ha dado alas a una nueva comunicación,

menos verbal y más visual

 

La comunicación no verbal no entiende de campanas, parece haber olvidado tradiciones y volcarse en la seguridad, el postureo y el verano de los lienzos .

Ya nadie se despide en las cartas “Guarde a usted Dios muchos años “ ni se escucha aquel relamido “A los pies de su señora”. Ya no somos suyo afectísimo… y muchos jóvenes desconocen que había normas de cortesía en los 70 que ahora nos parecen ridículas, espesas, casposas.

 El lenguaje cambia, y es la evolución de la sociedad misma lo que refleja. Este verano, en un pequeño pueblo de la costa malagueña… he sido consciente de  los cambios también en la comunicación no verbal.  Hay lenguajes que parecen morir  y otros que nacen…

Los jóvenes han perdido el placer de entender el tañer de las campanas, no saben que tañer es tocar, y que cada toque tiene su por qué y su función. Los mayores supieron que el viernes anunciaron que alguien había muerto, que el domingo llamaban a la misa… los jóvenes, preguntaban y eso qué es.  Se pierde el valor del lenguaje de las campanas, de sus códigos, porque ya nadie los comenta. He estado en pueblos donde las campañas sonaban cada hora día y noche interrumpiendo mi descanso, pero favoreciendo el de los vecinos y he entendido que a pesar del ruido, su sonido es un toque que recuerda que se vive en comunidad, en común-unidad, haciendo frente en grupo a muertes, fuegos , oraciones…  les gusta.

El lenguaje de las campanas es tan intuitivo que solo hace falta atención para entenderlo… y cuando se fijan en ello, los jóvenes pasan de la extrañeza al deseo por desentrañar el código.

Mientras tanto los mayores sabemos que los campanarios se están quedando vacíos de contenido.  Ya tocan en playback, con movimiento de campanas, pero sin campanero. Hay encuentros y festivales que resucitan a las campanas, pero los badajos van para abajo. El lenguaje de las campanas como antes el de los abanicos está de capa de caída. Cambia la comunicación no verbal y han llegado los hit del verano y la pandemia.

He visto por fin como los carteles con señalizaciones en las playas han cobrado mayor sentido, avisando de distancias, de puestos de socorro, de medidas de protección y recuerdos de distancia social…  y he visto por fin como la gente …flotador, silla y sombrilla en mano se paraba a leerlo.

Los bares  han añadido nuevas señaléticas que hablan de lo que a la gente verdaderamente les importa, geles, distancia, mesas que pueden ocuparse y lugares de espera para ser atendidos. He visto cómo no importaban tanto las pizarras de menú como las pizarras de seguridad, y es que este año no es tanto lo que comes, sino con quién y cómo lo comes.

Y por fin ahora, que parece que hay mascarillas para todos, con mucho IVA, precios difíciles de alcanzar para muchos y menos tiempo de uso recomendado cada día … ahora… las mascarillas se están convirtiendo en un verdadero lienzo de comunicación no verbal.

Las hay con tintes políticos, con banderas y símbolos, las hay con slogans, con logos de empresas , con panteras y personajes de las series favoritas… Te bordan las iniciales, y las convierten en lujo;  tienen el escudo de tu club de fútbol

La ropa y el textil han sido pioneros  de la comunicación no verbal. Los cocodrilos han sido durante mucho tiempo los bichos que avisaban del dinero  que tenía el sujeto que portaba el niqui, los caballos, las gaviotas… los bordados  en la ropa han establecido las marcas de las tribus, de las clases… Y sospecho que el mundo de las imitaciones tiene mucho que ver con la comunicación no verbal. Son las mentiras de la comunicación no verbal. De aquella que intenta engañar a todos y que cerca más a la pobreza.

 Ahora veo que en la época del ruido atronador de la música, de las mascarillas que han dejado la palabra en segundo termino porque nos es difícil hacernos oír…  la comunicación no verbal se está haciendo la dueña de las interacciones humanas y me sugiere:

  • ¿Llegará el momento en que veamos más que hablemos?
  • Las personas serán lienzos sin escala de grises
  • ¿ La distancia social cambiará la forma de entender las reglas de cortesía? Antes había una proxemia que distinguía culturas, desde aquellas que se basaban en el calor de los abrazos a aquellas que apostaban por la reverencia y la distancia.
  • ¿ A que huele la pandemia? Dicen que el virus huele, pero no olemos las fragancias que antes utilizábamos como señas de identidad, como seducción… ¿ Estará afectando al mercado de perfumes? ¿ Se desplaza la cosmética a la máscara de pestañas y el delineado de cejas?
  • La preocupación por la pandemia está afectando a la comunicación corporativa

 Cada vez se habla y se razona menos, son los impulsos de lo que vemos lo que nos hace entender o presuponerlo todo.  Una imagen vale más que mil palabras, pero son necesarias las palabras para que las imágenes adquieran luz o dejen de ser borrosas. Homo videns… marcados por la pandemia.

Las empresas tendrán que encarar el otoño con una máxima atención a la comunicación no verbal, porque en épocas de pandemia, trabajo en remoto, de comunicación on line, la comunicación no verbal corporativa, no será solo un distintivo de marca sino un faro que habrá que mantener encendido para que les puedan ver. 

En Rocío del Cerro Comunicación hacemos consultoría de todo cuanto tiene que ver con el desarrollo de tu comunicación para hacer que tu empresa sea más sólida en el interior y más visible en el exterior.  Recicla tu comunicación no verbal, porque la común-acción es la base de la sociedad. #comunicacioncorporativa, #comunicacionfriendly

 

La comunicación es como el huevo, de dentro afuera

La comunicación es como el huevo, de dentro afuera

 

En los cursos de comunicación para emprendimiento hablo de varias clases de comunicación, y al principio se quedan sorprendidos.

En general creen que las clases de comunicación son solo las de hablar en público y se quedan de piedra cuando les pregunto ¿ cómo llevan la conversación consigo mismos?

Y entonces la clase les gusta, les asusta y les motiva mucho más. Ya saben que conmigo hablar de comunicación, es hablar de lo que hay dentro del huevo, para que la empresa pueda comenzar a andar.

Si tuviera que hacer una clasificación rápida de tipos de comunicación de dentro afuera para que cada uno se evalúe y se ponga las pilas, enumeraría las siguientes:

1- La comunicación interna. Esta hace referencia a cómo nos hablamos a nosotros mismos. Cómo nos tratamos, qué palabras utilizamos, dónde ponemos el foco y dónde ponemos la intención.

En el mundo analógico, Si analizas la comunicación interna te darás cuenta de tu personalidad como empresario, de tu resistencia a la frustración, al fracaso, tu capacidad para poner las ideas claras y en orden, tu conocimiento del negocio y de la idea. Cuando eres capaz de nombrar, clasificar, elegir… empoderarte, poner voz a lo que piensas te das cuenta de los aciertos y errores con mayor intensidad. Al principio fue la palabra, y de ella viene la acción. Si las palabras son borrosas, confusas, amargas, la acción lo será también.  Explicarse el negocio, los valores y las preferencias que tiene cada uno son importantísimas para saber que tipo de empresario soy, cuál es el tiempo que tengo para llegar a coste cero, a ganancias, qué es más importante para mi la seguridad o el beneficio.

En el mundo digital, on line. La comunicación interna es también como guardar las cosas, los archivos en el ordenador. Es tu estrategia y también tus procedimientos para guardar, desarrollar, presentar, explicar  y volver a recuperar una idea. Valora si a la hora de adoptar ideas y caminos te basas en informes muy antiguos o muy incompletos, si te basas e un exceso de información que te lleva a la parálisis, si estudias perdido en generalidades… eres como piensas, eres cómo guardas, eres cómo valoras… y eso forma parte de tu comunicación como emprendedor. ¿ Tienes claras tus presentaciones, tu cartelería, tus Power Point? , ¿ Puedes acceder desde tu casa a cualquier archivo, dónde lo guardaste?  ¿ Eres autónomo para hacer frente a la comunicación? ¿ Eres claro, conciso, ordenado?

2- La comunicación con socios. Muchos de los fracasos empresariales vienen de una deficiente comunicación con socios, de la falta de un pacto de socios hecho cuando nos llevamos bien para saber qué pasará cuando nos llevamos mal.  La comunicación con socios es una comunicación que debería quedar bien establecida, clarificada y guardada antes de comenzar las actividades de la empresa. Es una comunicación que debería establecerse antes de romper el huevo y echar a andar, porque el no tenerla puede suponer un traspiés que se lleve la casa a cuestas. A la gente le da corte hablar de determinados temas, precios y socios cuando comienza a poner en marcha su negocio pero es una comunicación importantísima. Son dos pilares sobre los que se basará la pervivencia o no del negocio.

Si nos da pereza hablar con nosotros y contarnos verdades, imagina lo que es hacerlo con un socio.

3- Comunicación con gente que quiera apostar por mí: particulares, administraciones, fundaciones.

Cuando se buscan inversores, hay que tener claro que se buscan personas que necesitan tener información clara, ordenada y verídica sobre el negocio: cómo es el producto, idea , equipo,  cuál es el  retorno de la inversión real, qué dinero a cambio de qué, cómo entra y cómo sale de tu negocio. Me contratan muchas veces para Demodays, preparaciones de rondas de presentación de negocios… y casi siempre veo un problema fundamental, la poca o nula confianza en uno mismo y el negocio. Pides dinero porque crees en tus ideas, no estás pidiendo dinero porque crees que tu negocio no vale la pena. Hay gente que presenta su negocio y pide ayuda como quien pide caridad y así no se recibe la respuesta adecuada.  Cuando presentas tu negocio para recibir inversión tienes que estar dispuesto a ofrecer un plus de comunicación y a realizar un esfuerzo de claridad. Es importante una presentación que sea netamente corporativa, con un portavoz que sea eficaz para presentar y ágil para responder cualquier pregunta . Sigo recomendando el libro de Power Pitch de H. Sepúlveda y utilizar el móvil para grabarse y aprender .

Por último, en esta comunicación que no se ve pero se nota, habría que mencionar la comunicación con fundaciones y administraciones para obtener ayudas a subvenciones. Solemos decir que exigen un montón de papeleo inútil, pero para ellos es útil y lo exigen. Lo que deberíamos pensar es, si ese papeleo lo tenemos al día y bien guardado, si tenemos las memorias, los papeles de hacienda, las presentaciones al día… y quien este libre de pecado que tire la primera piedra. 

Cuando uno pide, tiene que entregar antes… y se nos olvida que muchas de las ayudas, subvenciones y contactos que hacemos cada día dependen de la comunicación que lanzamos al exterior. 90% de trabajo y 10% de exposición. Ahora las redes nos han acostumbrado a lo contrario, a una comunicación sin filtros, con el objetivo de ser escuchados en un mar que solo tiene voces y pocos oídos, a una comunicación que consume cerillas, pero no focos.

En @Rocío del Cerro Comunicación nos gusta empezar la comunicación por el principio , por ti.  #comunicacioncorporativa, #comunicacionfriendly

 

Los ordenadores no ordenan. Comunicación ON

Comunicación corporativa más amigable…, por favor

¿ Imaginan una situación en que la gente no se entendiera y no pudieran comunicarse?

¿ Imaginan una distopía donde las empresas dejaran de funcionar porque nadie entiende nada? ¿Qué los gráficos se perdieran en el éter, que las palabras no encontraran dueño, que los dosieres se borraran, que el trabajo perdiera eficiencia?

¿ Imaginan que unos hablaran por una vía que no utilizara nadie?

Sería abocar los mensajes al olvido, al silencio. El trabajo se perdería… miles de horas de trabajo perdidas.

Dicen que los ordenadores se harán con nuestra inteligencia. Esta pandemia ha demostrado que los ordenadores pueden con nuestra paciencia, ganan a nuestro desorden y han conseguido meter la infoxicación en nuestra cabeza. Estamos al servicio de lo mucho que hemos metido en ellos sin saber ordenarnos nosotros, ni manejarnos, ni comunicarnos.

  • Por favor mándame el último informe de gestión
  • Dónde lo habíamos guardado
  • Búscalo por favor
  • He tardado 15 minutos pero lo he encontrado. Pero no se qué versión  quieres. Tenemos 1.4. La última. Corregida. ¿ Cuál era?

 Ha tenido suerte y ha encontrado la que se necesitaba.  ¿ Pero se puede trabajar al albur de la suerte?

 Esta pandemia ha enseñado que :

  • Los ordenadores que tenemos en casa no son iguales que los de la empresa
  • Nuestra wifi no funciona con la misma rapidez
  • Los ordenadores no ordenan nada, guardan todo, todas las copias, todos los eMails en un barullo tremendo. No ordenan, su nombre nos hace creer lo contrario. Guardar en el ordenador no es lo mismo que ordenar. Las empresas deberían preocuparse por establecer protocolos fáciles para guardar y recuperar la información. Se tarda más en buscar que en hacer.
  • Nuestra experiencia, nuestro liderazgo, nuestros títulos, nuestro ego… puede verse arruinados por no saber comunicar ON LINE
  • Las empresas no dan entre sus cursos de riesgos laborales cursos para saber hacer frente a la comunicación en tiempo de mucha crisis, toda la crisis, como esta. Y es una crisis que la gente no sepa comunicar con su empresa, poner en valor todo su talento, ser eficaz y eficiente.
  • Los servicios de comunicación interna no enseñan a los trabajadores, que no están suficientemente preparados, los entresijos de una buena comunicación on line. El capitulo uno de una empresa es el capital humano, cuídalo, enséñale, establece protocolos. Y establece educación y protocolos para todos los mandos, altos ejecutivos, intermedios…
  • No saber hablar en una videoconferencia, hace perder seguridad, atención y foco. Si no conoces la herramienta no sabes utilizarla, ni pedir que la utilicen ni sacar todo su potencial.
  • Los servicios de informática deberían tener además de personal de apoyo, verdaderos mentores que enseñen de forma muy fácil, sin juicios y paciencia cómo hacer las cosas.
  • Los sistemas deberían poder conectar a las plantillas. No convertirlas en contra-sistemas .
  • Debería reconocerse que la brecha digital es continua, no solo por edad , también por ego. Como decía el torero la ciencia adelanta que es una barbaridad y no todos en nuestro día a día estamos en las últimas novedades. Y menos aún, no todos son capaces de reconocerlo. Hay muchas casas donde los jóvenes se han convertido en mentores de los grandes directivos para utilizar el ordenador
  • Deberíamos perder el miedo a decir que no sabemos. Hay estadísticas avasalladoras que dicen que en su mayoría la gente no sabe enviar un mail o adjuntar un archivo.
  • Establezcan cursos de formación continua. Pequeñas píldoras on line sobre consultas más recurrentes pueden incrementar la eficiencia, ahorrar costes.
  • La concisión, la claridad y la capacidad de establecer prioridades van a ser los puntos fundamentales . La netetiqueta pasa por adaptarse a los temas de comunicación que competen a un email… no fomentes la infoxicación.
  • Mandar mails llenos de documentos no es eficiencia, es mala educación. No lo hagas, impides la toma de decisiones, el trabajo en común, no habla bien de ti.
  • Pónganse de acuerdo sobre la plataforma, el foro, la vía en la que hablaran. No me lo mandes por WhatsApp, mándamelo por mail y a mi cuenta de trabajo.
  • Hay que respetar horarios que no precaricen la situación, que no hagan que el trabajo sea de siempre a siempre. La teoría del shock dice que cuanto más susto a perder el puesto de trabajo, menos barreras y mas precarización.
  • Es verdad que el mundo del teletrabajo ha llegado para quedarse, pero es necesario recordar que eso no implica monotrabajo. Las empresas crecen por el trabajo en equipo y la puesta en común. Es necesario seguir trabajando para que las puestas en común, los feedback, las reuniones on line sean efectivas.

Las empresas y las cuentas de resultados son el resultado de las interacciones, de las conversaciones que mantenemos y del recuerdo que dejamos en los demás.

Invertir en el capitulo 1, el capítulo de personal, es incrementar el valor de nuestra empresa.

 

Rocío del Cerro Comunicación.

#comunicacioncorporativa, #comunicacionfriendly, #comunicacionempresarial

 

Empresas con mascarilla

Comunicación corporativa en tiempos de coronavirus

 

Estos días de pandemia y confinamiento  nos han traído   muchos aprendizajes y reflexiones sobre la comunicación corporativa y desde luego otra forma de entender la empresa. Llevo días en que desde distintos lugares me han pedido reflexiones sobre este mundo nuevo.  Apunto aquí algunas de ellas.

 

El teletrabajo ha llegado para quedarse.

 

  • Los beneficios sociales y económicos son amplios. En la pandemia hemos aprendido a marchas forzadas a hacer frente al miedo a movernos solos con un ordenador y un trabajo en remoto.

 

Pero lo que ha dejado claro es que:

 

  • Las empresas no están preparadas para ofrecer tantos puestos de teletrabajo. Los servicios informáticos muchas veces han tenido dificultades para ofrecer puestos suficientes, ni caminos efectivos para volverse a conectar cuando todo falla, ni a poder acceder a información que teníamos y no sabemos recuperar.
  • Ha puesto de manifiesto la debilidad de decretos recientes sobre horarios de trabajo. Hay empresas que se rigen por luces presenciales que se chivan de cuando dejaste el ordenador para hacer lentejas. La roja estas ahí, la naranja te has ido un momento, la roja estás en Netflix o haciendo mates con el niño. Hay listos que saben conectarse a todo, hay superlistos que infoxican a los demás mandando emails llenos de datos y de documentos adjuntos interminables. pidiendo decisiones inmediatas. Hay trabajo en precario que se esconde en el anonimato.
  • Hay estudios que nos dan un suspenso en manejo de informática, mucha gente sufre inseguridad, otra no sabe mandar emails, adjuntar datos. Esto pone de manifiesto la necesidad de hacer formaciones continuas.
  • Hay empresas que han aplicado reducciones de empleo por razones económicas y en estado de shock todo el mundo parece entender las consignas del miedo.
  • No todo es malo. Ha favorecido no solo el ahorro de tiempo y dinero sino que ha enseñado que las empresas son lugares de socialización. Allí no se va solo a ganar el pan con el sudor de la frente, sino lugares de intercambio de ideas, de trabajo y de vacaciones de tanto asunto familiar. Muchos han descubierto que es más fácil ser ingeniero que ser padre.

 

La comunicación en las empresas también ha cambiado:

 

  • El liderazgo en remoto es distinto, exige mayores dosis de planificación, de claridad, de concisión, empatía y de mano izquierda con el feedback. El jefe enclaustrado se ha convertido en un servicio de información. Ha aumentado el presentismo a través de la red. O estás o no eres.
  • Las situaciones de caos y de incertidumbre han exigido hacer nuevas planificaciones, giros y adaptaciones de personal, producto y cliente. Reducir tiempos de envío, mejorar condiciones de producto, de negocio…
  • Los viajes de trabajo pasarán a ser cosa del pasado, cada vez más se trabajarán las grandes reuniones on line. Ya no es necesario moverse, para estar.
  • Los equipos de trabajo se han visto obligados a entenderse. Y se ha dado paso a un cambio en las conversaciones que ya no van de futbol sino de la situación familiar, las altas y bajas del coronavirus, la desgracia y las terribles cifras.
  • Hemos aprendido a ser mas humildes, más empáticos , creativos y resilientes.
  • La comunicación interna está obligada a ser más realista, más concisa. Transmitir seguridad al empleado y claridad en los protocolos que realiza.
  • La comunicación interna también pasará por cursos de formación y videos de teleformación para que los empleados puedan de una forma fácil e intuitiva hacer frente a los muchos problemas que les puede dar el teletrabajo.
  • La video formación, las reuniones on line pasarán a ser el pan nuestro de cada día.
  • La comunicación externa se limita a RSC , cuenta de resultados y mantenimiento de empleo.
  • Han llegado nuevas palabras: mascarillas, desescalada, pico, pandemia…

 

El futuro

 

  • Los grandes espacios abiertos que daban cuenta del valor económico de una compañía se verán compartimentados por el metacrilato.
  • Los jefes volverán a sus despachos y quizá eso lleve aparejado cambios en los comportamientos y en un retroceso en las comunicaciones . Atentos a si la comunicación horizontal que hay ahora en las empresas se ve modificada por la comunicación vertical que emana desde arriba.
  • Los imponentes servicios de recepción que eran el santo y seña de las identidades ahora serán los sitios con mas medidas higiénicas de toda la compañía, porque será el lugar de recepción de posibles virus.
  • La comunicación verbal se centrará en los ojos. Eso y las mascarillas harán que la gente hable más despacio y mucho más alto, como si todos fuéramos extranjeros que no entendemos el idioma.
  • Estaremos a distancia del compañero, en jaulas que nos darán intimidad, pero se perderán quizás logros como las office comunes , los lugares de descanso, los gimnasios… que serán utilizados de otro modo. Recuerden que el diseño de los lugares no es inocente, y empresas de concepto abierto son empresas de mentes más abiertas.
  • Los servicios médicos no serán un lujo sino una seguridad, porque de la salud individual depende la colectiva.
  • Los servicios de limpieza serán vistos como algo esencial
  • Nacerán nuevas áreas y nuevas señalizaciones para recordarnos la Covid.
  • La RSC pasará por la seguridad de los empleados, seguridad en todos los aspectos de la vida porque la vida se ha convertido en el bien mas preciado. La fragilidad nos ha hecho tener más constancia de nuestra propia existencia.
  • No tardará el momento en que las empresas hagan mascarillas con logos y eso será el mejor regalo que puedan darte. Hay lo dejo porque es un espacio en blanco para la comunicación y un regalo de vida para quien lo recibe.
  • Los cursos on line de horas, serán sustituidos por pequeñas píldoras y comunicación interactiva. La idea de un curso tipo Ben Hur, será sustituido por una master class versión mino y un mentor dispuesto a explicar .
  • La informática, los accesos a distintos equipos y escalas de seguridad formaran parte de los procesos. Uno sabrá a quién llamar, qué hacer…

 

Diálogo interno

 

  • Nuestro diálogo interno también ha cambiado. No tenemos el mismo concepto de nosotros mismos, ni de lo que es nuestra casa, ni de lo que es prioritario.
  • El trabajo sigue siendo una obligación, pero ahora es visto como un bien y las empresas como lugares de encuentro.
  • Hemos tenido miedo al teletrabajo y aquí esta; tendremos miedo a salir, y ahí estaremos.
  • La sanidad gana en goles a los futbolistas y el metro ya no será el de antes.

Lo dicen los que mas saben. Nosotros ya no seremos los mismos, después de las tormentas seremos distintos. Las empresas lo saben y los trabajadores también. Pero si hay algo en lo que habrá que profundizar es en continuar haciendo una comunicación concisa y amigable. Una comunicación para momentos de crisis, con su lado de incertidumbre y su cara de oportunidad.

Rocío del Cerro Comunicación.

 #comunicacioncorporativa, #comunicacionfriendly, #comunicacionempresarial