El poder del silencio en la comunicación

Cuando calladito también estás guapo y te haces más fuerte

 

En las clases de comunicación uno de los factores que siempre se deja fuera es el silencio. Pocos se acuerdan de darle su lugar. Sin embargo, el silencio es un elemento importante para la comunicación y la reflexión.

A la  hora de hacer presentaciones eficaces solemos estar muy pendientes de qué decir, cómo decirlo, que las palabras fluyan mucho y sin descanso para que se sepa que uno sabe y lo sabe de carrerilla y que no necesitamos ni siquiera respirar para pasar de uno a otro tema. Nada más equivocado.

Para hacer una presentación eficaz recuerdo en todas mis clases es necesario tener en cuenta el silencio. El silencio para una sonrisa, para una mirada que abarque al público, para ordenar ideas de forma sencilla, para cambiar de tema, para pedir la interacción del público, para escuchar una pregunta, pero sobre todo … para hacer una pausa que antes llamábamos dramática y que ahora llamamos inteligente.

Cuando haces una pequeña pausa no solo añades intriga sino que sumas atención. Una de las formas más educadas de pedir atención es precisamente el silencio. Al callarte la persona ocupada vuelve a ti porque se pregunta porqué paró la retahíla,  la persona que tienes enfrente sabe que algo importante vas a decir, la persona que sabe conoce que es la antesala de una síntesis, de un broche, de algo que vale la pena.

Normalmente cuando vamos a exponer nos preocupamos solo de lo que vamos a decir, y yo animo mejor a pensar que es lo que no necesito decir, y cómo voy a colocar las ideas que quiero que lleguen para que todo quede mejor. Pero además ese orden y esa secuencia necesitan espacios en blanco, respiraciones y silencios para marcar el cambio de tema o para convertir la presentación en algo  sentido, preparado con cabeza y corazón.

Dicen que cuando uno calla, otorga. Te otorgas un espacio para pensar, para recolocarte y  convencer. Hay un minuto de poder para elegir el camino a seguir ante cualquier conversación, discusión o amenaza. Hay unos segundos de silencio en el que tienes el poder de elegir cómo ser y cómo comportarte. Segundos de silencio que te harán recobrar la calma, saber qué es lo que no debes decir, hacerte poderoso. El silencio te hace ser dueño de las palabras que no dijiste y de la respiración que llega hasta abajo, te hace contar hasta tres y sustituir el pronto por el argumento más razonado.

El silencio en una conversación es lo que le dice a tu amigo que estás manteniendo una escucha activa, que no estás esperando la pausa para replicar rápidamente, sino que estás presente en el aquí y ahora, dejándole hablar, llegar hasta el final. En el debate es signo de educación, solo para los maleducados es signo de ignorancia.

El silencio largo es el que indica que una relación o una comunicación ha terminado, aplicar ese silencio es cuestión de cada uno… pero en esos casos cuanto más tiempo dura más grande se hace la brecha.

Administra los tiempos de tu silencio y utilízalos cuando hables en público y en privado. Calla la voz interna que te critica y te juzga, ponte en silencio para pensar y también para recibir los aplausos o las enhorabuenas. Estamos tan poco acostumbrados a recibir halagos que siempre hablamos para espantarlos.

A favor de una comunicación amigable, Friendly, que te haga llegar más lejos, que te haga  más cercano. @Rocío del Cerro Comunicación, el lugar para hacerte visible  #comunicacióneficaz , #presentacióneficaz , @communicationfriendly, @comunicaciónsocial

La comunicación en el ámbito profesional: las conversaciones difíciles

La opinión llamada feedback.

 

He dado varios cursos sobre como dar y recibir feedback, es decir la opinión meramente profesional. ¿ Meramente profesional, y con qué consecuencias personales y económicas para el sujeto que las recibe, y en qué condiciones la recibe, qué momento profesional y familiar está atravesando el que juzga  ? ¿ Cómo y con quién ha tomado el café con leche, cómo ha sido el trayecto, cómo han sido las notas de sus chicos?

Cuando tu comunicas con otro es todo tu contexto el que comunica, es todo cuanto te pasa, lo que deseas y o que detestas… lo que comunicas. Y de la misma manera, cuando se escucha se recuerda la parte de la conversación que mas araña en el momento en que entra por los oídos, la que más se queda clavada en el corazón o enredada entre los sesos.

Pura comunicación. El que llama para charlar tiene una vida que se lleva al despacho, el que llega para escuchar tiene una vida que desea mantener tranquila. Se trata de una de las comunicaciones más difíciles en el ámbito profesional, y son difíciles porque implican una determinada contención, propósito y respeto por parte de quien la ofrece, y una asunción, recuerdo y acción por parte de quien la escucha.

En España no estamos acostumbrados al feedback profesional y mucho menos a que de ello se deriven consecuencias económicas. Vemos en el deporte que el feedback, la corrección está presente … pero en el mundo de la empresa, no.

Vivimos en el mundo de las opiniones y ahora estas están llegando con fuerza al  ámbito profesional. Cada vez son más las empresas que evalúan continuamente , con parámetros que intentan ofrecer objetividad y desarrollo profesional, a sus equipos.

La tarea no es fácil porque ofrecer feedback es juzgar la tarea de otro, y es juzgar con nuestra visión, nuestro recorrido vital y profesional, nuestra amistad o animadversión, nuestros enredos y nuestras metas, con la certeza de que seremos  también juzgados…

Y por eso en mis cursos a los que asisten muchos mandos intermedios les pregunto: Al dar feedback

  • ¿Pensáis en los actos o pensáis en las personas que los hicieron?
  • ¿Pensáis en las metas o en el camino que queda por recorrer?
  • ¿Pensáis cómo decirlo y dais orden a vuestras ideas?
  • ¿Pensáis dónde decirlo y a qué hora?
  • Sabes que el feedback debe comenzar por lo bueno y seguir por las áreas de mejora, hasta despedirse en positivo?
  • ¿Sabes que ser positivo es rentable?
  • ¿Pensaís en el equipo de trabajo?
  • ¿Coincide con la cultura de empresa?
  • ¿Cuánta verdad y vergüenza hay en lo que decís?
  • ¿La reflexión sirve para algo o desactiva la acción?
  • ¿Desarrolláis empatía o solo simpatía?
  • ¿Os recordáis en esa situación?
  • ¿Ofrecéis soluciones a los problemas detectados?
  • ¿ Son comentarios fáciles de recordar y poner en marcha?
  • ¿Recibís feedback de vuestro feedback?
  • ¿Os acerca a la meta?
  • ¿Os acerca a los profesionales?

Además y entre otras muchas cosas les recuerdo

  • Tu inteligencia emocional es la base de la inteligencia social
  • La calidad de tu diálogo interno tiene mucho que ver con el externo
  • La opinión te desnuda y enseña a los demás cómo eres realmente
  • Tu feedback es una voz que debe servir para mejorar el clima y no solo la meta
  • Cada uno se da su propio feedback antes de recibirlo
  • Las personas son espejo y en los demás, te fijas más en lo que más logras y lo que más fallas
  • A cada uno le llega su feedback
  • No todos tus días son buenos para ser objetivo
  • Todos los feedback son una buena ocasión para realzar lo positivo
  • La comunicación provoca una respuesta; si esa no era la respuesta que querías, esa no era la calidad de la comunicación.

El feedback es una de las llamadas conversaciones difíciles en el ámbito laboral. A mi juicio es una conversación en la que se busca poner foco sobre las áreas de mejora, pero también mucha luz sobre lo que se hace bien. Es mejor cara a cara que en el papel, y solo utilizar el papel para recordar alguna idea clave. Es una comunicación, común-acción que puede influir mucho en la vida de las personas que tenemos alrededor, que se utiliza para ofrecer progresión profesional y económica, que puede llevar a alguien a la calle, a un equipo a alcanzar la meta, y a ti a ser un líder inspirador o un jefe atemorizador.

Convierte una comunicación difícil en una comunicación útil .#rociodelcerrocomunicacion, #friendlycommunication #feedbackutil #encendiendofocos

En Octubre, comunicación que te descubre

10 hojas que tienes que dejar caer en la comunicación

Llega octubre y parece que hay que poner de nuevo toda la comunicación en marca, como si el verano hubiera sido una época para dejar abandonadas las redes a imágenes de playa. De cara al nuevo año profesional que comienza ya si o si, te voy a dar diez tips de comunicación otoñales, diez cosas que ya hay que dejar de hacer

  • No tienes porque mantener tu marca exactamente igual que el pasado año, deja ir las ideas que ya no valen. Recuerda el sesgo del coste hundido, perseverar en algo que no vale porque llevamos haciéndolo mucho tiempo, aumenta el costo, no lo evita. Practica la Comunicación útil
  • No es obligatorio estar en las redes, ni en todas las redes, ni tener blog… es obligatorio querer estar y comprometerse con ello. Practica la Comunicación verdadera
  • No tienes que estar todos los días buscando frases gloriosas, los usuarios también agradecen mucho que les muestres historias que has leído, ideas que han llamado tu atención, dando a conocer el lugar y el nombre del autor. Practica la Comunicación con sello.
  • Deja de estar en las redes por donde no pasan tus clientes, te llevan trabajo y no traen beneficios. Practica la Comunicación profesional
  • Deja de decir no puedo hablar en público y habla tu sola en alto todas las mañanas unos minutos sobre tu propio negocio, descubrirás aspectos desconocidos de tu empresa, te darás cuenta de las muletillas que utilizas y conocerás el sonido de tu voz. Practica la Comunicación en público.
  • Deja de entregar tarjetas que quedaron antiguas, hazte un contacto en el teléfono con todos tus datos y pásalo cada vez que alguien te lo solicite. Practica la Comunicación digital.
  • No dejes pasar las ideas, apúntalas. Practica la Comunicación creativa.
  • No sigas mandando email sin firmas donde vengan tu móvil, tu web o tus redes. Hazte fácil de encontrar. Practica la Comunicación con foco.
  • No dejes que manden email a direcciones insulsas o personales que no tengan que ver con tu negocio. Si quieres dar confianza ten un correo profesional. Practica la Comunicación de tu marca personal.
  • No te regodees en el fracaso, aprende de lo que no funcionó ni para ti ni para otros. Practica la buena Comunicación interna.

Recuerda que los árboles no se mueven, pero otros llevan sus semillas de un lugar a otro. La comunicación hace que tus ideas puedan viajar, pero además tu no eres un árbol. Si te mueves, compartes y aprendes, las conversaciones te llevarán lejos. #friendlycommunication, #encendiendofocos #rociodelcerrocomunicacion

Hablen en clase, por favor

Vuelta al curso escolar y a los deberes, y a las clases que son de oído más que de puesta en común. Los chicos hablan en las aulas para revolucionarse, para hacer inaudible las ideas pero no para explicarlas a su modo, para aprender nuevas palabras, para hacer amigos más allá de cuatro sonidos guturales. Den al lenguaje el sitio que merece.

Si me preguntan que le pido a este curso escolar les diría:

  • Den a la comunicación el lugar que se merece. Olvidar que somos seres sociales es olvidar que preparamos a las personas para vivir en comunidad. Restar importancia a las palabras es menospreciar la importancia del diálogo interno con el que nos ayudamos a vivir y sobrevivir. Hacer que los niños solo oigan y no hablen les hacen sujetos más manipulables, menos capaces de establecer redes, menos conscientes de su potencial y de la realidad.
  • Que enseñen a los niños a poner en palabras sus pensamientos, y resumir las ideas que dijeron otros y debatir acerca de ello. Solo cuando sabes expresarlo, lo has entendido. No son 30 chicos leyendo el mismo libro, son 30 cabezas explicando lo que sacaron de ese libro.
  • Que les indiquen cómo dirigirse a cada persona según la edad, el tema, la situación.
  • Que les animen a poner palabras a los sentimientos y no sentimientos a la mala educación.
  • Que les digan que se atrevan a preguntar antes de quedarse con la duda, el odio ante una asignatura o el suspenso en una evaluación.
  • Que los chicos aprendan a debatir para lograr tener pandillas, gobiernos, empresas, familias sanas.
  • Que los jóvenes describan sus sueños con palabras porque todas las grandes empresas comenzaron con dos frases que uno recuerda.
  • Que todos se atrevan a discrepar, a defender al más débil, a cambiar de opinión, a decir sí y no.
  • Que cuando puedan se examinen de forma oral para que aprendan a poner las ideas en orden, a razonar y a tener un vocabulario rico y extenso.
  • Que hablen y entiendan que la realidad va más allá de los cuatro gritos y las cuatro expresiones de moda.
  • Las palabras son importantes, porque lo que no tiene nombre no existe. Las personas, las cosas, las ideas… llegan a tu vida cuando tienes palabras para referirte a ellas. Y si conoces poco, vives poco.
  • Que aprendan porque hay palabras que esclavizan, que matan, que curan, que te ayudan a llegar lejos o caer en desgracia y hay que conocerlas…
  • Que hablen porque estamos yendo hacia una sociedad en la que se aprenden idiomas y se practica el silencio, la autocensura, y la falta de debate.
  • Que hablen porque uno piensa mejor cuando habla en alto y coloca las ideas
  • Somos lo que nos decimos, la forma en la que nos explicamos nuestro mundo y la forma en la que describimos a los demás. Hay que enseñar a los niños y los jóvenes a darse ánimos, a recolocarse, a llamar las cosas que les pasan por su nombre.
  • Somos el recuerdo que dejamos en forma de palabras.
  • Hay palabras que son contratos, acuerdos, perdones o vuelta a empezar.
  • Enseñar a hablar es enseñar a vivir más, hacia dentro y hacia fuera.

La capacidad de elegir, resumir, explicar, ordenar, calmar la mente, llegar a cuerdos o aprender más rápidamente tiene que ver con el lenguaje. Hablar en público es una de las asignaturas pendientes de la universidad y comienza a ser ya eje en la enseñanza escolar… hay veces que me dicen que solo han hecho en su vida una presentación, y fue en clase de literatura… 15 minutos y saben que tienen miedo a exponer y exponerse. 15 minutos solo…

Hay que extender esos minutos porque la comunicación es esa habilidad blanda que les hará fuertes, que les hará estar mejor preparados para el mundo laboral y para manejarse en el día a día.

eMails en verano, el enganche al estrés

Decían ojos que no ven, corazón que no siente… pero ahora ves y sientes todo el rato gracias a la red, a los emails… a toda la infoxicación que trae tu móvil… hay fotos en los grupos de WhatsApp que elevan a más de 300 los mensajes que no lees en una mañana de chiringuito, que te entretiene la siesta pero que también trae mucho mensaje que responder.

Yo no me he ido de vacaciones pero advierto que la gente está de asueto a tiempo parcial, con un ojo en el mar y el otro en la pantalla, con la cabeza en la paella y otro en el requerimiento del jefe, del cliente o del proveedor.

Sabemos que hay muy pocas cosas urgentes, sabemos que es de mala educación interrumpir, sabemos que hay sentencias que hablan del derecho a la desconexión… pero escucho: me llevo el móvil por si acaso, todos los días le doy una vuelta al correo, me preparo…

Comienzo a darme cuenta de que no hay otra forma de salir adelante… hay que vivir con el terminal en la mano, pero quizá aprendamos a ponernos horarios de visita en la red. Quizá podamos dosificar miradas, respuestas, estrés y vacaciones…

No sé quien fue quien dijo que cuando te gusta tu trabajo no vuelves a trabajar… es una chorrada… cuando te gusta tu trabajo… trabajas, te implicas, mejoras y no paras… Cuando te gusta tu trabajo, trabajas… y cuando estás de vacaciones… trabajas… lo que ocurre es que quizá podamos ponerle algún tipo de puerta al campo y permitir que los clientes y los jefes estén con nosotros solo unos minutos, no compartiendo mesa y mantel en el chiringuito.

Dice el anuncio, no me envíes más postales … y nadie envía postales. Pero la gente manda emails, mensajes y WhatsApp pidiendo información…

Quizá haya que empezar a decir, no me envíes más emails y si son tan urgentes como para interrumpir mi descanso que sea de 11 a 12 justo antes del aperitivo.

Ya hay quien empieza a poner horarios, no de recepción claro, pero si de respuesta a los emails… incluso en invierno. Personas eficaces que entienden que no quieren tener el foco en mil sitios.

No me envíes más emails de trabajo, piénsalo tres veces antes de hacerlo.

El  tiempo de descanso trae conocimiento, trae ideas, innovación, desarrollo, trae desaprender para llenar la cabeza de nuevos aprendizajes, para disfrutar con lo conseguido, para seguir soñando…

Mándame mensajes o WhatsApp al móvil que me hagan el verano más largo, más barato, más divertido: ideas para hacer cosas, ofertas de casas rurales donde he estado, restaurantes … Mándamelo desde lugares donde haya dicho sí, donde te haya dado permiso para que estés en el terminal, debajo de la sombrilla.